24 de febrero de 2011

Julio Blanck con bandera de rendición

O un pedido desesperado de ayuda, no entendemos, pero esta nota nos habla de la desesperación que hay en el Grupo. Uno de los principales editorialistas sale a reconocer que hoy Cristina gana por mucho y que la oposición no está, todavía, en condiciones. Me quedo con algunas frases:

Los dichos de la Presidenta se entienden mejor con dos datos del contexto: 1. Los menores de 35 años serán la mitad de los votantes en octubre y el kirchnerismo tiene buena llegada a ese sector.

La oposición está demasiado atrás en las encuestas y tiene demasiados menos recursos que el kirchnerismo, como para seguir enterrada en sus propias aflicciones sin ver qué está haciendo el adversario.


Esas piezas se van acomodando para el gran duelo electoral al ritmo que pueden -y pueden poco- mientras Cristina, que les lleva un par de vueltas de ventaja, ya trabaja en los primeros ajustes de su estrategia. 

Los que entienden del tema dicen que todavía es temprano para tomarse demasiado en serio las encuestas electorales . Pero todas ellas, sean las que tan generosamente paga el Gobierno o las que hacen su negocio con la oposición, coinciden en que Cristina va adelante y sus perseguidores están tan lejos que parece una misión gigantesca tratar de achicar esa diferencia.


Ya sabemos que tu deseo es que fracase el Gobierno Popular. Pero bueno, que le vamos a hacer. Trabajen mejor, y en 2015  veo a la fórmula Van der Koy-Blanck con muchas chances de entrar al ballotage.

4 comentarios:

  1. Algún cable de la Embajada podría decir de Clarín: "They are in the oven".

    ResponderEliminar
  2. Ja! Tambien podría decir "Surrender, are surrounded"

    ResponderEliminar
  3. Blanck: This is so big, This is so big!!!!

    ResponderEliminar