12 de septiembre de 2011

El fin del periodismo

Nosotros (los blogs), cada uno a su manera, con sus códigos, su estilo, sus formas venimos relatando diariamente el fin de los grandes medios de comunicación. Venimos comentando los derrapes varios que vienen cometiendo. Bien. Todo eso, hasta ahora, es nada. Lo de hoy se va al carajo. Ni me quiero imaginar la tapa de mañana.


Schoklender: "Necesitamos un Gobierno con equilibrio, sino va a ser una monarquía"

Ahora, el señor que estafó a las Madres de Plaza de Mayo, es polítologo u opinologo. Y La nación lo pone en un lugar preponderante. Al parricida que pagó, al estafador que va a pagar, al delincuente profesional, lo pone en el lugar de la víctima. Estamos cada vez peor. La ruina de los grandes medios no es gratuita. Con ellos se llevara buena parte de muchas cosas. Pero es tan necesario como tremendo que esto pase. Y nos obliga a todos a ser mejores cada día, porque hay que ocupar ese lugar, cuando los gigantes terminen de caer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada