4 de febrero de 2012

El asadito

Hugo Moyano juntó a los suyos en la CGT para analizar la coyuntura y ver donde están parados. Según crónicas de distintos medios, la concurrencia, aparte de Moyano, fue la de Julio Piumato, del gremio de judiciales; Jorge Pérez Tamayo, de pilotos de avión; Amadeo Genta, municipales porteños; Gustavo Granero, de Fatpren; Oscar Mangone, Gas; Omar Plaini, de Canillitas; y Omar Viviani, del gremio de taxistas. Tambien estuvo Abel Frutos de los Panaderos, Juan Carlos Schmift de Dragado y Balizamiento y Manrique, ex Secretario General de SMATA. Hoy ese gremio lo conduce Pignanelli, hombre cercano al Gobierno. Es decir, muy poco a la luz de la interna sindical. Obviamente esto es una foto, y esto puede cambiar todos los días. 

Para saber un poco de que estamos hablando, son cuadros políticos de 40 o 50 años de formación. Alguien que los conoce bien, me los definió muy simple pero muy claro: "Tienen lo mejor y lo peor de la política, todo concentrado en una sola persona. No les importa nada de nada." Por eso es complejo analizar los pasos del sindicalismo nacional. Es gente que juega varios movimientos adelantados y de memoria. No digo nada que no sepamos, claro. 

La interna de la CGT amaga con ser el dato político del año. Nadie sabe como va a terminar. Nadie quiere ser. Todos dicen "vamos viendo". Esos que dicen eso, son los que quieren ser. Es muy divertido y se aprende mucho del sindicalismo local. Son especialistas en ir mas allá y en hacer arreglos imposibles. La pasan bien en el extremo. Es su hábitat. 

En el asadito de hoy deben haber trazado un plan de acción, que probablemente involucre la salida de Moyano de la conducción de la CGT. Los compañeros van a buscar la solución a sus problemas: los 15 mil millones de pesos que el Estado debe a las Obras Sociales. Nada mas ni nada menos. 

La relación entre la CGT y el Gobierno nacional volverá a su cauce pronto. El muy probable aumento del mínimo no imponible tranquilizará las paritarias y le sacará ruido a la relación. El no involucramiento del Gobierno en la interna de la CGT (cosa que SI PASO en 2004 y en 2008) va a transparentar la relación de fuerzas existente en la Central, lo que va a redundar en una mayor legitimidad en la futura conducción y una diferente relación entre Gobierno y CGT.

Se cierra una etapa. Y está claro que se abre otra, Mas compleja y mas rica, a favor de los trabajadores. Mas interesante de vivir. Como siempre, se va a profundizar y se va a salir mejor parado. Nunca menos.

10 comentarios:

  1. El próximo paso tendría que ser, mas Centrales de trabajadores...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una, dos, tre, mil CGTs (?). No, en serio, el problema no es el número, sino la representatividad. Hay que hacer una campaña de sindicalización urgente. No hay otra. Abrazo

      Eliminar
  2. El gobierno va a quedar muy debilitado después de esta jugada. La unidad del Gobierno y una CGT aguerrida y bastante confrontativa (con un impresionante y agresivo poder de movilización) con el poder económico y comunicacional, era una cosa. Metía respeto.

    Pero un gobiero con una CGT medio chirolita, sin líderes de la talla de Moyano, va a ser otra cosa muy distinta. Ningún secretario general se va a poder sacar de encima la mochila de que fue puesto por Cristina. Ninguna medida va a ser suficiente.

    La izquierda (que no existe) va a festejar todas estas movidas.. Pero mucho más, la derecha.

    En 2013, el dirigente que ponga Cristina se va con Scioli a libro cerrado. Y vuelven las privatizaciones y todo lo demás. Es de manual.

    Algún historiador memorioso recordará entonces estos días y estas movidas del 2012.... El artículo se podria titular entonces "los mariscales de la derrota".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me prestás la bola de cristal? La necesito para saber si va a llover el jueves.

      Eliminar
  3. Pep Guardiola es Carrio.....¡Dejate de joder!

    ResponderEliminar
  4. Vos realmente crees que los trabajadores podrian estar mejor si en la CGT se encaraman los gordos traidores hijo de puta como lescano , Cavallieri , Daer , etc?

    Yo creo que en ese caso me gustaria que se rearme el MTA y junto con Yasky se forme una nueva central , la que realmente defiende a los trabajadores

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los trabajadores los defiende el Gobierno. La CGT tiene que ir en "sintonia fina" con el Gobierno Nacional, que es quien representa a los trabajadores. Hacete un favor y preguntate que opina Yasky de este lio.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Bueno la CTA además de hacerle juicio junto al CELS al impresentable ministro de salud de Urribarri leí estaba preocupada por la no convocatoria aun a la paritaria docente . Y me gustaría que pasados 8 años de espera reclamara con $as ahínco por el incumplimiento del gobierno de la resolución de la OIT . Si queremos terminat con la burocrtacia sindical hay que ir por la libertad sindical

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. los unicos que pueden termiinar con la burocracia sindical somos los trabajadores. ningun gobierno, por mejor que sea, lo puede hacer.

      Eliminar