3 de enero de 2015

Un Pueblo que se hartó de ser rana

Todos conocen la fábula del escorpión y la rana, asi que exímanme de reproducirla. Si quieren, acá link. Durante décadas fuimos la rana que le creía al escorpión que iba a cambiar y que no nos iba a picar en la mitad del río. Y durante décadas, los sucesivos escorpiones (aka, distintos gobierno democráticos y de facto) se dedicaron a hacer lo que hacen los escorpiones (aka, políticos y economistas neoliberales): empobrecer económica y culturalmente, hambrear, crear dependencia política y alejarnos cada vez mas de la Justicia Social. 
En 2001 nos hartamos de los escorpiones. Les dijimos claramente que no les creíamos mas. Yo, personalmente, no les creo a ninguno de los que no se la juega y es ambiguo para expresar sus ideas. El escorpión, siempre, te va a picar. Aunque él se muera en el intento. No se puede cambiar la naturaleza de las personas. Ni las ideas. Ni la ideología. Y, si me apuran, ni la clase social. 
Tenemos escorpiones adentro y afuera. Algunos, como Massa, pican en los momentos que parecen fundamentales pero que, a la larga no lo son. Son escorpiones, pican cuando les pinta. 
Otros, nos muestran todo el día el aguijón y nos dicen que aprendieron y que nunca nos van a picar. Que confiemos. Que va a estar todo bien, que escorpiones y ranas podemos vivir juntos y felices. Nos lo dicen, mostrando el aguijon. Pero no lo muestran una vez. Lo muestran DOS, tres y mil veces. Los escorpiones son escorpiones, y a la corta o a la larga, te pican. Nosotros, tenemos que dejar de ser esa rana boba que se morfa cualquier cosa que le ponen adelante. Crecimos con Nestor y Cristina, que se la jugaron por tener un país mas justo. Con errores y aciertos. Pero con convicciones que no dejaron en la puerta de la Casa Rosada. Y esas mismas convicciones son las que nos tenemos que echar al hombro, para seguir profundizando, para hacer todo lo que hace falta y para empezar a sepultar a esta dinastía de escorpiones que una vez mas nos quiere dejar en el fondo del río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada