9 de febrero de 2015

Los miedos del fiscal Nisman

Es quizás, la palabra que mas circula, mediáticamente, en estos días. Miedo. A que te maten, a que te roben, a que te lastimen. Pero también hay miedo al otro. Es siempre el otro el que te hace daño de alguna manera. 
Es irracional la discusión en Argentina, porque surfea sensaciones. "Yo creo que la policía produce libera zonas para todos los robos", por ejemplo. El miedo lo genera ese otro que, en mi caso, es la policía bonaerense. Pero le roban el auto a mi vieja y la policía lo encuentra a los 15 minutos. ¿Eso significa que la frase anterior es falsa? No. Significa que es una generalización absurda. Como en todo, hay grises. Y para ver los grises, hay que tratar de desapacionarse lo mas posible.
Nisman tenía miedo, también. Como casi todos los humanos, porque el miedo es una sensación que está siempre presente. "La única forma de ser valiente, es si puedes vencer al miedo", le dijo Ned Stark a su hijo Bran en las primeras páginas de Canción de Hielo y Fuego. Decíamos que el Fiscal Alberto Natalio Nisman, tenía miedo. Miedo a que le saquen el cargo, a pesar de que la Procuradora dijo que los cambios grandes se hicieron en diciembre, sin embargo, el hombre que buena parte de su vida veía a través de los servicios de inteligencia, tenía miedo de perder el cargo. Además, tenía miedo de algunas deudas pendientes que no quedaron del todo saldadas. La causa por la desaparición de 2 de los militantes del MTP que intentaron el delirio de copar el Regimiento de La Tablada en 1989, causa que fue reabierta el 30 de diciembre de 2014, casualmente un día antes de que Nisman decidiera comprar los pasajes para un intervalo en el viaje de su hija. 
¿Fue el miedo el que llevó a Nisman a presentar esa denuncia mas mediática que jurídica, en plena feria judicial? Repasemos

15 de diciembre, sale nota de Stiuso en Revista Noticias
16 de diciembre, echan a la cupula de la SIDE
17 de diciembre, echan a Stiuso de la SIDE
22 Juan Gabriel lo denuncia por traición a la Patria
23 de diciembre, pide Nisman que se adelante el juicio oral por encubrimiento, al primer semestre de 2015
30 de diciembre, la Corte decide reabrir la causa por la desaparicion de los 2 militantes del MTP
31 de diciembre, Nisman decide sacar los pasajes de vuelta a Buenos Aires, para el 12 de enero y un retorno a Europa, para el 19.

¿Fue después de la acordada de la Corte reabriendo esta causa, que Nisman decidió denunciar a Cristina con ese carpetazo berretón? ¿Fue la gota que rebalsó el vaso o fue medio vaso que se llenó con esa decisión? Quizás tuviera miedo, porque Gils Carbó dio luz verde a la reapertura de la causa. O porque estaba denunciado por traición a la Patria desde el 22/12/2014, ante la Procuradora General de La Nación. 
Los fantasmas de Nisman lo estaban alcanzando. Ese encubrimiento que había quedado sepultado en el olvido de la impunidad, volvió, de repente, este último fin de año. Todo volvió en diciembre 2014.  Y no solo para él, Raúl Plee  (hoy Fiscal ante la Cámara de Casación Penal)  y Sebastián Blanco Bermudez (hoy abogado de Stiuso), fueron fiscales del juzgado de Morón, al momento de investigar las desapariciones de los 2 militantes que fueron vistos con vida, entregándose, y nunca mas se tuvo registro de su existencia física. Raul Plee activo convocante a la marcha del 18F. Blanco Bermudez tratando de ocultar el testimonio de Stiuso. Ambos, a su modo, queriendo tapar una verdad que la Corte dijo que tiene que ser investigada.
También fue fiscal del juicio por La Tablada Pablo Quiroga, quien hoy se desempeña como Fiscal General de San Martin, pese a que fue señalado como responsable de la muerte de Axel Blumberg, como denunció en su momento Rita Molina, por no haber actuado a tiempo para detener esa banda de secuestradores.  Pablo Quiroga se desempeñó, también, como fiscal de Jorge Rodriguez en el juzgado de Morón. Jorge Rodriguez es quien hoy lleva la causa por las supuestas amenazas a Sandra Arroyo Salgado, con la famosa revista Noticias con una mancha en la cabeza de Nisman. Pablo Quiroga, además, había sido recusado en su momento por Abuelas de Plaza de Mayo, por considerar que había facilitado a apropiación de dos menores que podían ser hijos de desaparecidos y había sido denunciado por Gustavo Vega (hoy denunciante de Stiuso), por no apelar un dictamen que protegía a esclavistas de niños en Pilar.
Le habría llegado ese fantasma a Mariano Kiguel, procurador General de las fiscalías de Morón a partir de 1991 (es decír, al momento de la investigación y el juicio por el asalto al cuartel de La Tablada) y abogado defensor de un ex director de Finanzas de la SIDE en el juicio por las coimas en el senado. Coimas que Pontaquarto reconoció que salieron, recordemos, de la SIDE. Mariano Kiguel murió en 2009, por un aparente escape de gas en su casa, junto a su mujer. No pude encontrar como siguió la investigación por estas muertes.
El miedo que tenía Nisman era legítimo. Sabía que tarde o temprano iban a pedir, no solo que se corriera de la UIF AMIA, sino su que afrontara esas 3 causas, con altas probabilidades de encierro. Aislado del Gobierno que lo protegió una década, con la persona que siempre lo protegió afuera de la estructura formal de inteligencia, con la espada de Damocles en la Procuración por las causas que se iban acumulando, decidió jugar su carta mas fuerte. "No podía no hacerlo", repitió infinidad de veces. A su ex mujer, a periodistas varios, al grupo de whatsapp donde anunciaba su retorno intempestivo. Los miedos de Nisman buscaron protección mediática. No fue una denuncia normal. Fue una denuncia televisada, con infinidad de reportajes y polémicas. Buscaba aire. Pero fue desmentida rápidamente por quien se suponía que lo tenía que proteger en última instancia: Robert Noble. O mas bien, los servicios secretos norteamericanos. Fue Robert Kenneth Noble (ex integrante del Servicio Secreto Norteamericano y ex Director de Interpol en toda la década), quien puso la denuncia de Nisman en jaque mate. “Lo que dice el fiscal Nisman es falso. Ningún integrante del gobierno argentino trató nunca de que bajáramos los alertas rojos contra los funcionarios iraníes.” respondió Noble a Pagina 12. Sin apoyo externo. Sin apoyo interno. Distanciado de su familia, a quien había dejado en Europa para tratar de salvar su trabajo, como explica un testigo de nombre reservado y dudando de presentarse al otro día en el Congreso (como lo explican los 30 llamados que recibió el sábado por parte de Patricia Bullrich y Laura Alonso. ¿Para que otra cosa lo iban a llamar si no para garantizar su asistencia? ), sin mayores pruebas que las escuchas de Luis Delía y Yussuf Khalil.
Asi llegó Nisman al 18 de enero. ¿Se mató? ¿Lo mataron? No lo sabemos. Lo que si sabemos ahora es que estaba solo. Y lleno de fantasmas. ¿Esos fantasmas lo alcanzaron a tal punto de quitarse la vida? Nunca lo sabremos (salvo que haya habido algún mensaje en algún teléfono o notebook). ¿Lo obligaron a matarse para que su nombre sea bandera contra quienes querían destruirlo? Tampoco lo vamos a saber nunca. Si sabemos todo lo anterior. Que esa segunda quincena de diciembre 2014 llenó de miedos y preguntas al Fiscal Nisman. A tal punto que interrumpió el viaje de 15 de su hija, para tratar de salvar algo. ¿Prestigio? ¿poder? ¿libertad? ¿Algo mas oscuro? Quedan preguntas. Esperamos respuestas.

10 comentarios:

  1. Diego, permiso para un par de pequeñas aclaraciones:
    - La denuncia contra Nisman del 22/12/14 es del Dr Juan Gabriel Labaké.
    - El juez federal de Morón (que según dicen aspira a quedarse con la causa por la muerte de Nisman si pasa al fuero federal) es el coleccionista de reliquias nazis y hombre de confianza de Rodolfo Barra, Luis Osvaldo Rodríguez. Que curiosamente tiene una marca en el medio de la frente.
    http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-221901-2013-06-09.html

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grandes verdades las tuyas, Rafa. Gracias x los aportes

      Eliminar
  2. De lo mejor que he leído hasta ahora. Gracias

    ResponderEliminar